Zverev, furioso contra la ATP: «Su trabajo ha sido una desgracia»

Por Nico Quércia - 8 de mayo, 2022
alex-zverev-madrid-atp
Foto de Mutua Madrid Open

Alexander Zverev tuvo un mal día en la oficina. Perdió en poco más de una hora de juego contra Carlos Alcaraz en la final del Mutua Madrid Open. El español dominó al alemán de principio a fin y lo derrotó por un contundente 6-3 y 6-1. Zverev fue elogioso con Carlitos, calificándolo como el «mejor jugador del mundo en este momento». Pero también se quejó contra la ATP, a la que culpó por su mal rendimiento en la final debido a la programación durante la semana en Madrid.

«El trabajo de la ATP ha sido una absoluta desgracia esta semana, no hay dudas», fulminó Zverev a la organización que regula el tenis masculino. El alemán se mostró enojado por los horarios de sus partidos, especialmente en los cuartos de final y semifinales. El germano acabó su partido ante Stefanos Tsitsipas bien entrada en la madrugada de Madrid y 12 horas después tuvo que salir a enfrentar a Alcaraz. «Hace dos días me fui a las 4, 430 de la madrugada. Ayer me fui a la cama a las 5.20hs. Si una persona se acuesta a esas hora va a tener un problema para despertarse», manifestó el alemán.

De Zverev para Alcaraz: «Eres el mejor jugador del mundo»

«Jugar una final contra Alcaraz, que para mí es el mejor jugador del mundo en este momento, al día siguiente, es difícil. Estoy enojado», reconoció Zverev en la rueda de prensa posterior a la final. El alemán habló de cómo afectó la falta de un descanso apropiado a su juego en la definición. «No tuve coordinación hoy, ni en mi servicio ni en mis tiros de fondo. Posiblemente si hubiera estado fresco tampoco habría vencido a Carlos, pero definitivamente hubiera sido un partido mejor», sostuvo el germano.

Según Zverev, en ningún momento tuvo la «oportunidad de jugar en mi nivel» y recordó la situación que vivió en Acapulco, cuando jugó un partido hasta bien entrada la madrugada y se fue a dormir a las 8 de la mañana. «Esto está pasando en cada semana y, honestamente, estoy cansado».

Nico Quércia 
"