Nadal revela cómo es el último tratamiento que hará para seguir jugando

Por Nico Quércia - 5 de junio, 2022
rafael-Nadal
Foto: Bola Amarilla / Bruno Alencastro

Rafael Nadal ganó Roland Garros, pero su futuro en el tenis depende de un nuevo tratamiento para solucionar su lesión crónica en el pie. En la ceremonia de premiación tras su triunfo ante Casper Ruud, Nadal aseguro que seguirá «luchando» por conseguir más éxitos en el tenis. Pero en conferencia de prensa fue crudo al revelar que jugó con el «pie dormido» en el Abierto de Francia y que no lo hará más. Para poder seguir jugando sin dolor, se someterá a un nuevo tratamiento en los próximos días con el objetivo cercando de estar presente en Wimbledon.

¡Tremendo! Rafa Nadal jugó la final de Roland Garros con el pie dormido

«Vamos a intentar un tratamiento con radiofrecuencia, que quemará el nervio y podría generar un impacto en el pie permanente», contó Nadal en la conferencia de prensa posterior a la final. «Lo haremos la semana que viene. A ver cómo sale. Si sale bien, que soy positivo en ello, podremos ver si soy capaz de jugar la gira de hierba», aseguró Rafa.

¿Cómo es el nuevo tratamiento de Rafa Nadal?

El mallorquín se sometió a infiltraciones permanentes durante las dos semanas en Roland Garros para poder jugar en condiciones aceptables en París. Y espera con este nuevo tratamiento poder volver a competir sin dolores. ¿Cómo es? Así lo explicó Nadal. «Las inyecciones en los nervios a distancia me han ido bien, así que vamos a hacer un tratamiento. Una intervención en los dos nervios que me han ido bien y que me ha quitado el dolor. Es una inyección con radiofrecuencia pulsátil, que intentará conseguir desinhibir el nervio. Se intentará dejar tocado el nervio, medio dormido, y tener esa sensación de que sea más permanente. Que me deje con poca sensibilidad, sin que esté dormido, pero que me deje jugar sin dolor».

Rafa Nadal gana Roland Garros y anuncia: «Voy a seguir luchando»

El futuro de Nadal: Wimbledon y posible cirugía

Habrá que estar atentos a los resultados del tratamiento, porque Nadal fue claro al asegurar que no volverá a jugar con el pie dormido como en Roland Garros. «No voy a jugar Wimbledon si el tratamiento de radiofrecuencia de la semana que viene no funciona. No me voy a inyectar más el pie para jugar Wimbledon, no me lo planteo. Solo seguiré jugando si este tratamiento funciona». La opción más radical para Rafa sería una cirugía, pero con el riesgo de nunca más volver a jugar al tenis. «Una operación… Tendría que hablarlo conmigo mismo, si compensa estar medio año parado sin la garantía de poder volver a competir. Tendría que tomar una decisión de vida que ahora mismo no estoy preparado para tomar», afirmó el español.

Nico Quércia 
"