¡Épico! Schwartzman gana un partido de locos y festeja en Roma

Por Nico Quércia - 10 de mayo, 2022
diego-schwartzman-roland-garros-roma
Foto de Internazioanali BNL d’Italia en Twitter

Diego Schwartzman ganó en Roma uno de los partidos más dramáticos de su carrera. El tenista argentino superó al serbio Miomir Kecmanovic por 6-2, 3-6 y 7-6 (3) para avanzar a la segunda ronda del Masters 1000 de Roma. El Peque parecía absolutamente perdido ante el jugador entrenador por David Nalbandian y debió salvar dos bolas de partido para seguir en carrera. Pero en el final levantó su rendimiento y pudo dar vuelta el marcador para celebrar un triunfo espectacular.

Idas y vueltas en el marcador

Schwartzman y Kecmanovic jugaron un partido de locos en la pista central del Foro Itálico. El serbio tuvo un inicio fatal de partido, sin poder mantener el servicio en todo el primer set. El argentino también tuvo problemas para mantener el saque, pero fue algo más sólido y le bastó para sostener en los momentos decisivos y llevarse el primer set por 6 a 2.  En el segundo parcial, Kecmanovic subió su nivel y el partido se tornó más equilibrado, con los dos jugadores alternando momentos de dominio. Hacia el final del set, el serbio fue el mejor jugador y estiró la definición a un tercero.

¡Qué pareja! Isner y Schwartzman juegan juntos al dobles… ¡y ganan!

El tercer set fue una auténtica locura. Kecmanovic acumuló 15 puntos ganados de forma consecutiva desde el cierre de la segunda manga para ponerse 3 a 0 arriba. Schwartzman parecía perdido, demolido, a punto de tirar la toalla. Pero de pronto todo cambió. El Peque se acomodó en el juego y remontó para equilibrar las acciones. Sin embargo, sacando 4-5, Schwartzman quedó con dos bolas de partido en contra. Momento de drama. Tensión. Pero el serbio no pudo capitalizar, el Peque se puso sólido y salvó los match points para estirar el dramatismo.

Al siguiente juego, Schwartzman llevó la inercia positiva de su salvamento y le quebró fácilmente el saque a Kecmanovic. Pero a la hora de sacar para el partido todo se complicó. El Peque tuvo sus chances, pero acabó cediendo su saque para que el partido se definiera en un tie break. Allí, los dos se sacaron chispas con puntos largos, dejando todo lo que tienen en la cancha. Ninguno quería ceder. Pero Schwartzman fue más sólido, cometió menos errores y acabó ganando por 7 a 3 para desatar su festejo en Roma. En segunda ronda, enfrentará al estadounidense Marcos Giron.

Nico Quércia 
"