El dolor de Paula Ormaechea tras sufrir una tragedia: «Me caigo todos los días»

Por Nico Quércia - 17 de julio, 2022
paula-ormaechea-wta
Foto de AAT

Paula Ormaechea es una de las mejores tenistas argentinas, pero una dolorosa pérdida familiar hace que viva un presente muy difícil. La santafesina, número 162° del ranking mundial, perdió este fin de semana en la clasificación al WTA de Hamburgo. Es la cuarta derrota al hilo para Paula, que en seis de sus últimos siete torneos cayó en su debut. Pero detrás de un rendimiento opaco se esconde un duro momento personal debido a una tragedia familiar. Hace pocos meses falleció el padre de Ormaechea, Marcelo. Y la jugadora argentino todavía intenta salir adelante. Por ello, se sacudió las críticas por sus derrotas con un sentido texto que publicó en sus redes donde cuenta su triste presente: «Me caigo todos los días».

El dolor de Paula Ormaechea

«Hoy son cuatro meses del día más horrible que me tocó vivir», arranca Paula en su publicación recordando la muerte de su papá. Ormaechea pide «un poco de respeto» ante las constantes críticas que viene recibiendo por sus derrotas. «Cuando hablan de la Paula que juega al tenis están hablando de mí. Soy una simple persona y tengo sentimientos. No soy ninguna máquina, estoy intentando descifrar cómo llevar adelante todo esto con el dolor más grande que se puede tener», escribió Ormaechea.

Nadia Podoroska y Paula Ormaechea hablan del difícil triunfo argentino en la Fed Cup

Paula perdió a su padre de forma repentina, por lo que todavía atraviesa el duelo. «No hubo oportunidad de despedirse, solo un llamado con esa noticia», dijo la argentina. Y abrió su corazón sobre cómo es su día a día. «Estoy intentando seguir de alguna manera. Me caigo todos los días, vuelvo a levantarme. A veces río, lloro mucho y me desespero otro tanto porque a veces parece que no pasa más. Entre todo esto juego al tenis, un deporte super mental, que quizás pocos entiendan lo importante que es estar en equilibrio emocional para rendir en un alto nivel».

Ormaechea tuvo altibajos a lo largo de su carrera, pero en 2022 había empezado a sonreír otra vez adentro de una cancha hasta que sufrió la pérdida de su padre. «El castillo de naipes que estaba construyendo se vino abajo, se apagaron las luces y acá estoy sin demasiado rumbo. No hay nada marcado, es uno caminando e intentando no frenarse del todo. Porque quizás sea aun peor», confesó la argentina. Ormaechea cerró su publicación pidiendo «respeto» ante las críticas. «Estoy en la búsqueda de volver a encontrar el sentido y disfrutar de la vida».

Nico Quércia 
"