Federer: creen que el tenis es demasiado fácil para él y no entrena

Por Alejandra Colmenares - 25 de mayo, 2020

Roger Federer, en camino a los 39 años de edad, suma 20 títulos de Grand Slam en este momento de su carrera. Pero estuvo casi cinco años parado con 17 premios majors y muchos anticipaban que Wimbledon 2012 sería su último trofeo de la categoría. Pero como tantas veces en su carrera, el suizo demostró sus habilidades para ganar el Open de Australia en 2017 y 2018 y Wimbledon en 2017.

En una conversación con Gustavo Kuerten, Federer explicó que nunca dudó de que podría volver a ganar un major durante ese período tan difícil:

“La gente siempre da a entender de que entre 2012 y 2017, cuando no gané Grand Slams, estaba jugando mal, pero eso no es cierto. En 2013 tuve un mal año, con lesiones de espalda, pero en los otros años me fue bien, gané la Copa Davis y llegué a las finales del Grand Slam. La verdad es que ese fue el momento de Novak Djokovic, y Rafael Nadal continuó ganando Roland Garros. Nunca perdí la motivación porque sentí que estaba cerca de ganar de nuevo. Y luego vino la operación en 2016, la primera de mi vida. Entonces fue sorprendente volver tan fuerte y ganar tanto en 2017. Afortunadamente, a mi familia y a mí nos gusta viajar y hemos llevado esta vida con placer”.

Federer también recuerda que a menudo se le criticó al principio de su carrera por ser demasiado talentoso y no necesitar entrenar tan duro como los demás, pero asegura que todo eso es una mentira.

“Sí entreno pero sufrí a menudo en el pasado por el hecho de que el tenis parece demasiado fácil para mí. Porque cuando las cosas van bien, la gente piensa que es fácil para mí, cuando se equivocan, me acusan de que podría haber intentado un poco más. Fue difícil para mí encontrar ese equilibrio. Encontré esa voluntad de luchar, de trabajar cuando Tony Roche me entrenó a mediados de la primera década de este siglo. Ahora, a los 38 años, estoy sudando más en la cancha que antes”.

Alejandra Colmenares
"