Andy Murray, emocionado: «Tengo un gran corazón»

Por Nico Quércia - 19 de enero, 2023
andy-murray-kokkinakis-emocionado
Captura video

Andy Murray ganó uno de los partidos más épicos de su carrera. A los 35 años y tras varias intervenciones en su cadera, ganó en 5 horas y 45 minutos en Australia. El británico derrotó a Thanasi Kokkinakis, remontando un encuentro que parecía perdido. Murray caía dos sets a cero y 5-2 en el tercero, pero logró remontarlo a pura garra y tenis. Como el ex número 1 que fue, Murray hizo emocionar a todos. Y él también lo hizo al terminar el partido, el segundo más largo en la historia del Abierto de Australia.

«Fue increíble que logré cambiar eso. No sé cómo superé eso. Thanasi estaba jugando increíble, empecé a jugar mejor a medida que avanzaba el partido. Y sí, Tengo un gran corazón», dijo Murray, que logró darle la vuelta a un partido que parecía totalmente perdido. El australiano, con el empuje de su gente, tenía el encuentro ganado. Pero Andy es Andy. «Confío en esa experiencia, ese impulso, esa lucha, mi amor por competir, mi respeto por este evento y esta competencia. Es por eso que seguí adelante».

Andy Murray Vs. Thanasi Kokkinakis: un partido que rompe récords y se mete en la historia del tenis

A los 35 años y con muchos problemas físico, Murray sigue vigente y en este Abierto de Australia lo demostró con dos triunfos a cinco sets. «Soy consciente de que no me veo feliz cuando juego la mayor parte del tiempo, pero es cuando estoy más feliz por dentro. Siempre me ha encantado competir. Me han criticado mucho por eso a lo largo de los años, pero eso es lo que soy», manifestó Murray.

El británico se quejó durante el partido de estar jugando tan tarde, ya que el encuentro finalizó a las 4 de la madrugada en Melbourne. Y por eso tuvo un párrafo para el público que se quedó a alentar hasta el final. «Muchas gracias a todos por quedarse, es ridículamente tarde. No era necesario que hicieran eso, pero realmente nos ayuda a mí ya Thanasi en una situación como esa… Todos deberíamos irnos a la cama ahora».

Nico Quércia 
"