Nicolás Kicker habla sobre lo que vivió durante su suspensión

Por Alejandra Colmenares - 24 de marzo, 2020

El tenista argentino Nicolás Kicker pasó por tiempos difíciles tras ser suspendido del circuito en 2018, luego de ser atrapado en un esquema de manipulación de resultados. Y en una entrevista radiofónica con el Podcast de Tenis 3iguales, el tenista habla por primera vez de los eventos que vivió luego de su suspensión, citado por Punto de Break dijo que:

“Veo la luz al final del túnel. Obviamente que lo peor ya lo pasé y ya lo viví, que fue toda la exposición mediática que tuve antes de jugar Roland Garros. Yo había tenido un proceso antes de que me suspendieran, como es evidente, ya me venían investigando. Lo veía venir pero no pensé que fuese a tener tanta repercusión. Desde el día uno en que me suspendieron siempre supe que tenía que volver al circuito y que seguir compitiendo y entrenando. Durante todo este tiempo tuve muchas cosas que hacer, incluso corrí hasta cuatro maratones. En el club de mi familia hicimos una cancha de fútbol, una cancha de pista rápida para entrenar, estudié inglés. Además, yo soy papá y cuando eres jugador viajas 27 semanas al año, así que ahora me volqué en eso, eso fue muy importante para mí”, reveló.

Kicker también reveló que le costó mucho trabajo contarle a su hijo lo sucedido:

“Contárselo a mi hijo fue el momento que me llegó de verdad, es diferente a hacerlo con un amigo. Le tenía que decir la verdad. Se lo conté con ciertas palabras para que lo entendiese y lo entendió. Me dijo: “bueno, ahora vas a poder estar más tiempo conmigo”. Desde luego que le vio el lado positivo (risas)”, comentó el argentino.

El tenista argentino recuerda claramente cómo fue que pasó todo:

“Me acuerdo que en ese momento estaba ascendiendo en el ranking, había hecho dos finales de Challenger pero me quedaba muy poco dinero. Ahí aún seguía pidiéndoles dinero a mis padres y no podía viajar con entrenador a los torneos, no podía hacer las cosas medianamente bien y más teniendo un hijo. Por eso cometí ese error. (…)Hasta el día de hoy a mis padres les costó mucho entenderlo, ellos me bancaban a fondo pero yo no quería seguir dependiendo de ellos. En aquel momento tenía 21 años, un niño de 1 año y meses, me estaba separando… pero no son justificativos para limpiarme”, explicó.

Alejandra Colmenares
"