Lucas Pouille y Gregoire Barrere alquilaron casa con cancha para entrenar mientras dura el aislamiento

Por Alejandra Colmenares - 20 de marzo, 2020

Lucas Pouille fue uno de los tenistas que reaccionó rápidamente a la pandemia de coronavirus. El francés de 26 años contó para ‘FranceTVInfo’ cómo se anticipó a las medidas tomadas por el gobierno francés sobre la cuarentena y junto con su mejor amigo Gregoire Barrére alquilaron una casa con cancha de tenis para entrenar durante este tiempo.

“Claramente sentí que teníamos que actuar rápidamente. Me dije que, si íbamos a estar confinados, antes de que el Presidente de la República anunciara esa medida, debíamos buscar una casa y me fui hacia el sur a partir del martes. Y aquí estaremos en esta casa mientras dure el encierro. Tuve ese olfato”, dijo el francés.

Además, destacó que entrenan para mantenerse en forma mientras se reanuda todo. “El entrenamiento va bien. Es sobre todo de mantenimiento. Golpeamos la pelota, observamos las sensaciones, hacemos físico. El objetivo es no perder todo para estar listo cuando haya que reanudar el entreno intensivo, porque este confinamiento puede ser largo”.

Por otro lado, Gregoire Barrere no desperdició la oportunidad que le ofreció Pouille. “Cuando Lucas me ofreció a ir con él al sur, sentí que sería ideal continuar entrenando. Somos conscientes de que somos unos privilegiados. No todos los grandes atletas tienen nuestra oportunidad”.

Lucas comenta que no todo es tenis también se distraen de otras maneras. “A menudo estamos fuera en el jardín. Hablamos mucho, jugamos a juegos de mesa, jugamos a las cartas. Vemos películas, series, jugamos a la Playstation”.

 

Alejandra Colmenares
"