Kecmanovic cuenta lo difícil que fue el inicio de su carrera

Por Alejandra Colmenares - 14 de mayo, 2020

Miomir Kecmanovic, número 47 del ranking mundial, es uno de los jugadores de la Next Gen que vislumbra un futuro prometedor en el circuito. El serbio de 22 años expuso su lado más humano en una entrevista con la ATP, en la que confesó lo difícil que fueron los primeros años de su carrera, pues debió separarse de sus padres con tan solo 13 años.

“Definitivamente fue difícil, especialmente para mis padres. Tuvieron que tomar la decisión y sé que no fue fácil para ellos, pero creo que sabían que era lo mejor para mí en ese momento. Estoy muy contento de que me hayan dejado ir para poder cumplir mi sueño. No hablaba muy bien inglés, no conocía a nadie. Al principio, fue muy realmente duro, pero finalmente todo se dio y fue una experiencia muy agradable”.

Kecmanovic viajó a la IMG Academy de Florida con el objetivo de formarse como profesional, por lo que, desde muy joven, tuvo que darlo todo en la cancha y fuera de ella para alcanzar resultados.Tenía que estar en la cancha todos los días. Debía dar el 100% cada vez que jugase, incluso así no tuviese ánimos o el juego no estuviesen saliendo bien. Me comprometí con eso y con tener una buena nutrición, a formarme mentalmente y a mejorar la forma de comportarme dentro y fuera de la cancha”.

Pero a pesar del duro camino, el serbio contó con el apoyo de su familia y de un gran equipo. “Mis padres me dieron todo lo que necesitaba para que tuviese la oportunidad de cumplir mis sueños. También conté con el apoyo de  mi tía. Además, he tenido muchísimos buenos entrenadores, fisios y otros atletas, sin duda, creo que he tenido mucha suerte de tener un grupo de buenas personas a mi alrededor que querían que cumpliera mis objetivos y me han ayudado en ese camino. Me encanta jugar al tenis y estar en la cancha. Solo quiero probarme a mí mismo que puedo llegar lejos en este deporte”.

 

Alejandra Colmenares
"