Federer y cómo sus padres dudaban que lograra ser un tenista profesional

Por Alejandra Colmenares - 9 de julio, 2020

Roger Federer es el deportista mejor pagado del mundo, según la revista Forbes, pero las cosas no siempre han sido así. Cuando era más joven y aún no ganaba un centavo con el tenis, sus padres tuvieron que hacer una fuerte inversión en su carrera, a pesar de que no estaban muy seguros de que su hijo llegaría a ser un tenista profesional.

“Mis padres gastaban unos 30.000 francos suizos al año en mi formación (28.000 euros), sin embargo, dudaban que llegara a ser un tenista profesional. Cuando cumplí 16 años, les expliqué que necesitaba dejar la escuela para concentrarme completamente con el tenis. Mi padre me dijo que tenía dos años para probarlo. Si en ese tiempo no había opciones claras para ser un profesional, volvería directamente a la escuela. Le dije que confiaba en mí, que creía que tenía algo especial y, afortunadamente, me convertí en el número 1 del mundo en juniors”, recordó Federer en una entrevista con ‘Zeit’.

El suizo también recordó quiénes eran sus principales ídolos cuando era joven. “Me convertí en tenista gracias a Boris Becker, me encantó su estilo, aunque mi favorito siempre ha sido Stefan Edberg. Además de esto, el éxito de Hingis coincidió con mi juventud. Un deportista que siempre me ha inspirado es Michael Jordan. Me gustaría hacer un documental como el suyo, pero viajar con cámaras sería complicado para mi familia”.

Alejandra Colmenares
"