Federer habla de la lucha por el GOAT: «No necesito los récords para ser feliz»

Por Nico Quércia - 21 de septiembre, 2022
roger-federer-us-open
Foto de US Open

El retiro de Roger Federer ha puesto de manifiesto una vez más el gran debate en el mundo del tenis: quién es el GOAT, el más grande de la historia. El suizo se despide a los 41 años en la Laver Cup 2022, donde jugará junto a los otros dos grandes con los que pelea por ese sitio: Novak Djokovic y Rafael Nadal. Durante años, Roger fue considerado el más grande y era dueño de todos los récords. Pero el serbio y el español ya lo superaron en títulos de Grand Slam. Antes de su retiro, Federer habló de la lucha por el GOAT y se mostró feliz de ser parte de la discusión aunque ya no tenga las marcas.

«Estoy, sin duda, muy orgulloso de ser parte de la lucha», dijo Federer en Londres, donde este viernes dirá adiós oficialmente al tenis jugando en la Laver Cup. El suizo rompió el récor de Grand Slams de Pete Sampras en Wimbledon 2009. Y luego llegó a 20 trofeos, aunque Djokovic y Nadal lo superaron este año. «Uno de mis mejores momentos fue ganar el 15° Grand Slam, el récord, con Pete Sampras en la grada. El resto fue un bonus. Fue increíble ganar cinco más y llegar a los 100 títulos ATP. Pero no necesito todos los récords para ser feliz. Te lo aseguro».

Federer: «Si hubiera sido más profesional de joven, podría haber tenido más éxito»

¿Qué extrañará Roger del tenis? Muchas cosas, pero sobre todo los pequeños momentos antes de jugar un partido importante. «Extrañaré muchas cosas. Ponerme la cinta, mirarme en el espejo y preguntarme: ‘¿estás listo para hacerlo de nuevo? Lo haremos'», dijo Roger. Aunque se mostró feliz con su decisión de retirarse. «Por mucho que me guste, me alegro de no volver a hacerlo. Es divertido pero estresante».

Federer ha tenido una carrera excepcional. Y si bien sus fanáticos todavía lamentan algunas derrotas dolorosas, el suizo recuerda lo positivo. «La gente tiene algunos remordimientos, pero en el fondo no porque las cosas sucedan por una razón. Y los errores o decisiones equivocadas me hacen crecer también. Me alegro de que todo haya salido como salió».

Nico Quércia 
"