Escándalo de corrupción en el tenis: denuncian «abuso de poder» y «favores sexuales»

Por Nico Quércia - 16 de abril, 2022
tenis-raqueta-bolas
Foto de ITF

Una investigación sobre el funcionamiento del sistema de arbitraje en el tenis mundial desata un escándalo de corrupción en el que se denuncia la existencia de «abuso de poder» y «favores sexuales» dentro del mundo arbitral. Todo inició en febrero con la suspensión por 12 meses de Soeren Friemel, supervisor arbitral de la ITF, por «abusos de poder» tras ser acusado de «comentarios inapropiados» y una «invitación» a una joven jueza.

En la investigación publicada por medio británico Telegraph, numerosas fuentes describen casos de abusos dentro del sistema que determina los premios, castigos y ascensos de jueces de silla dentro del mundo del tenis. La investigación encontró que hay «abusos de poder conocidos por las autoridades desde al menos 15 años». Y que se han realizado acuerdos de no divulgación para que esos casos se mantuvieran en secreto.

«Uso de tu cuerpo», un eufemismo para «favores sexuales», fue descrito como un mecanismo para el ascenso en el sistema de los jueces. Según el Telegraph, el principal problema radica en que son pocas las personas que definen quiénes reciben la calificación para arbitrar los diferentes torneos de tenis. Por ello, muchas personas «tienen miedo a hablar» ya que los que lo hacen tienden a quedar fuera del sistema. Actualmente, los jueces tienen prohibido dar entrevistas, a menos que reciban una autorización explícita de las autoridades. Algo que casi nunca ocurre.

Polémicas con jugadores

La investigación se publica en el contexto de recientes polémicas y discusiones entre jugadores y jueces. La ATP manifestó en las últimas semanas que habrá castigos más duros para las actitudes de tenistas como Alexander Zverev (golpeó con su raqueta la silla del juez en Acapulco) o Nick Kyrgios (abuso de palabras contra el juez de silla en Miami). Antes que ellos, el canadiense Denis Shapovalov había levantado polvareda al denunciar que todos los jueces eran «corruptos» durante su partido contra Rafael Nadal en el Abierto de Australia. Ahora, sus palabras cobran otro sentido.

Nico Quércia 
"