Andy Murray se lleva un triunfo infartante tras cinco horas de batalla con Matteo Berrettini

Por Juan Regueiro - 17 de enero, 2023
Murray
Foto: Twitter Australian Open

La definición de partidazo se queda muy chica a lo que se vivió este martes en la Rod Laver Arena, con Andy Murray y Matteo Berrettini. El británico y el italiano reglaron casi cinco horas de un tenis de altísimo vuelo que se quedará en la memoria de los fanáticos, sin lugar a dudas, como uno de los partidos más emotivos de los últimos años. Un final de locura para un partido que tuvo de todo y que finalmente tuvo a como ganador a Andy Murray por 6-3, 6-3, 4-6, 6-7 y 7-6.

Pese al apretadísimo resultado final, hay que destacar la enorme entrega de Andy Murray. Con 35 años y una cadera de metal, el tenista británico dio todo y dominó por momento al italiano, semifinalista en este mismo torneo en 2022. Murray jugó dos sets perfectos, consiguiendo quiebres de servicio y sin dejar a Berrettini dominar con su arma más potente: la derecha. El doble 6-3 incial hacía parecer que la historia se definiría rápidamente y que no habría ese partidazo que todos esperábamos.

Sin embargo, como si fuera el Ave Fénix, Berrettini resurgió. Con dos sets en contra y con el marcador del tercer parcial muy ajustado, pasó al frente por primera vez en todo el partido al quebrar el saque de Murray. Solo le alcanzaba con mantener su saque para ir a un cuarto set, que iba a ser de los mejores sets de los últimos tiempos. El desgaste físico era mayúsculo, pero el corazón de ambos entregaba los mejores puntos del torneo. 

Murray peleó cada pelota para evitar que Berrettini llegue a un quinto set. El italiano podía hacer la diferencia física en un quinto parcial, y Andy estaba decidido a cerrarlo rápido. Allí cometió algunos errores no forzados, propios de esta desesperación y Berrettini aprovechó para estirar el partido a un tie-break, que sería infartante. Finalmente Berrettini consiguió su objetivo y estiró a un quinto set que se iba a llevar todas las miradas de los fanáticos.

Ninguno se regaló nada, ni un servicio, ni un quiebre. Murray tuvo que apretar los dientes en un final de película, donde llegó a estar Match Point en contra, pero que Berrettini dejó escapar con un error insólito, a tres cuartos de cancha. Todo se volvió a ir a un tie-break decisivo, en donde Murray todavía tenía algunos destellos de sutilezas. Jugó los tres primeros puntos de manera espectacular, con una precisión increíble y el italiano le regaló le cuarto.

Con ese 4-0 a favor en el Match Tie Break, Murray no se relajó y dejó sin reacción a un Berrettini que empezaba a desmoronarse rápidamente, tanto mental como tenísticamente. Tres puntos seguidos para Berrettini animaban al box del italiano, que se ponía 6-3, pero Murray volvía a golpear con su servicio. Pero todavía quedaba más… Cuando parecía que la victoria estaba sellada, Murray cometió un carísimo error con su derecha que le generó algunas dudas, pero pudo conseguir su primer Match Point al siguiente punto y cerrarlo con la ayuda de la faja. Esta victoria es importantísima para Murray y su tenis y para su moral. Es una de las mejores victorias para él en los últimos años y le da confianza para pelear por cosas importantes. ¿Podrá pelear por el título en Australia?

 

Juan Regueiro
"