Tenista y su duro relato, arrepentido por participar en apuestas ilegales

Por Mariano Páez Prensa - 17 de marzo, 2020

Estremece el relato de Karim Hassam. El egipcio fue 11 del mundo a nivel juvenil (compartió torneos por ejemplo con Kyle Edmund) y antes de los 20 años ya estaba entre los 400 mejores del mundo a nivel ATP.

Pero por su camino se cruzaron las mafias de las apuestas y cayó en la tentación. Y lo pagó de la peor forma, siendo suspendido de por vida por parte del TIU en una sanción entregada en 2018. En medio de un gran informe de la BBC sobre las apuestas ilegales, Hassam expuso su caso y mostró un tardío arrepentimiento peroy que sirve para magníficar la presión por la que pasan algunos jugadores.

«Primero se me había acercado una persona que me ofreció U$S1000 por dejarme perder un set y no acepté. A la siguiente vez, fue el mismo dinero pero para dejarme ganar y decidí aceptar, nunca lo había hecho y pensé que era mentira. Pero no, sucedió y al rato me entregaron el dinero».

«Es muy caro jugar tenis y mi padre ya no podía ayudarme, porque aparte también tenía que hacerlo con mi hermano».

Para el cierre, el egipcio (que fue sancionado con casi 20 tenistas africanos luego de que encontraran mensajes contundentes en su computadora) se lamenta haber terminado así, sancionado de por vida: «Dije todo lo que sabía pero igual recibí la sanción más dura. Juego hace 17 años al tenis y terminar así me duele. No veo haber recibido nada por lo que hice».

 

Mariano Páez Prensa
"