Roberto Bautista comparte su historia por medio de ‘Behind The Racquet’

Por Alejandra Colmenares - 10 de abril, 2020

Roberto Bautista Agut, número 12 del ranking mundial, es uno de los tenistas con más historia en el circuito mundial. El tenista decidió participar el en proyecto creado por Noah Rubin ‘Behind The Racquet’, en el que los tenistas cuentan sus propias historias para que sus fanáticos puedan conectarse con ellos, y ciertamente la del español es una de las más emotivas hasta el momento.

El tenista español, semifinalista de Wimbledon en 2019, compartió por la página oficial del proyecto y las redes sociales de este, que perdió a su madre por un paro cardíaco en 2018, un año y medio antes de que su padre muriera durante las finales de la Copa Davis del año pasado.

“Mi madre falleció en 2018. Estaba en el club donde entrenaba cuando me llamaron después de la práctica. Me enteré de que mi madre se había dormido y no se había despertado. Fue 100% inesperado. Ella era muy joven, sólo tenía 52 años, pero estaba soportando mucho estrés por cuidar de mi padre. Estaba en la cama de la habitación de al lado cuando mi madre falleció. En 2016 mi padre tuvo un accidente. Mi padre se cayó mientras limpiaba nuestros establos de caballos y quedó paralizado. Por el accidente de mi padre se quedó cuadrapléjico, no podía moverse del cuello para abajo. Usó un respirador artificial ya que no podía hacerlo él mismo.

Teníamos dos personas, además de mi madre, que cuidaban de mi padre las 24 horas del día. Luego, cuando mi madre falleció y todo dependía de mi esposa y yo, practicaba y luego usaba mi tiempo libre para ir a casa y visitar a mi padre en el hospital o en la casa. Sabía que durante ese tiempo no podía dejar de jugar. Tenía que ayudar a mi padre. Al principio no sabíamos cuánto costarían los tratamientos o todas sus operaciones. Sé que además del dinero, jugar al tenis es lo que mi padre quería para mí.

Mis padres querían que cumpliera mis sueños sin importar la situación. Seguí jugando y luché más que nunca. Esa era mi manera de hacer que valiera la pena. Durante esta horrible época es cuando jugué algo de mi mejor tenis. Estuve ahí para mi familia tanto como pude, pero no podía tirar por la borda lo que he trabajado toda mi vida. Nunca me di por vencido. Era noviembre de 2019, cuando mi padre falleció. Fue durante el partido de la Copa Davis contra Canadá. Pude estar con él en sus últimos minutos y jugué un partido 24 horas más tarde. Era lo que mi padre quería para mí.

Su fallecimiento fue un poco inesperado, pero mi familia sabía que podía suceder cualquier día o mes. A pesar de que yo lo sabía, una vez que tu padre muere tienes que enfrentarte a ello. Estos momentos difíciles me hicieron más fuerte y poderoso. Me dieron una fuerza que otros no tenían. Me hicieron más centrado y motivado. Hice todo lo que pude para dar todo de mí en la cancha para mostrarles a mi madre y a mi padre que su duro trabajo valió la pena”, reveló Baustista.

Alejandra Colmenares
"