Rafael Nadal dice ‘basta’ en una carta abierta muy agresiva

Por Alejandra Colmenares - 10 de diciembre, 2019
nadal-

Rafael Nadal, el jugador número uno del mundo y el rostro principal de su Academia en Manacor, España, decidió reaccionar el jueves ante una serie de acusaciones de las que ha sido el foco principal, por parte de la prensa como de algunos políticos y organizaciones ambientales de las que tanto él como su Academia se han beneficiado y han recibido un trato especial por parte de las autoridades. Está en juego la construcción de la “Rafa Nadal Academy” en Manacor —y una supuesta exención de algunos impuestos y tarifas—, por el hecho de que se haya realizado en un área ambiental protegida y también de acusaciones que alegan de que no ha pagado el «alquiler» de su “estacionamiento” en el puerto de yates de Porto Cristo, cerca de su ubicación.

“Me duele recibir ataques injustificados y difamatorios que lo único que pretenden es manchar mi nombre. Hay más situaciones que me he callado durante mucho tiempo, pero no me gusta entrar en determinadas polémicas. Sin embargo, estoy muy decepcionado con todo esto”, expresó Nadal en una carta abierta a la prensa local antes de recordar que ha estado toda su vida en Manacor. “Podría haber llevado la Academia a otra parte. Pero esta es mi tierra, aquí vivo, entreno, tengo a mi familia, a mis amigos. Manacor y Porto Cristo lo son todo para mí. Quizás haya personas a las que no les gusta la manera con la que he llevado el nombre de Manacor por todo el mundo, pero creo que no cabe ninguna duda de que me he esforzado por hacerlo de la mejor manera posible”, añadió.

Nadal recordó los días en que ayudó a luchar contra las inundaciones de 2018 y cómo otras ciudades le ofrecieron condiciones mucho mejores para instalar la Academia. “No es cierto que no haya cumplido con mis obligaciones. Es mi deber como ciudadano. He invertido una parte muy importante de mi patrimonio en la academia y estoy muy feliz de que en ella trabajen más de 300 personas, luchando todo el año por hacerla sostenible (…)».

Alejandra Colmenares
"