La odisea de tenista argentino para llegar al ATP de Córdoba

Por Mariano Páez Prensa - 3 de febrero, 2020

Muchas veces nos quedamos en la elite del tenis mundial, donde los grandes jugadores disfrutan de comidades y beneficios que no tienen la mayoría de sus colegas. Es algo que tienen bien ganado, pero también es bueno mostrar la otra realidad, y más si tienen un final feliz.

El argentino Facundo Bagnis (136 del mundo, ex top 6 hace 3 temporadas) formó parte del Challenger de Punta del Este la semana pasada y trepó hasta los 4tos de final. La derrota ante Andrej Martin el viernes por la tarde hizo que pueda jugar la clasificación del Córdoba Open pero no había tiempo de tomar un avión y la realidad es que debía jugar en menos de 24 horas. ¿Qué hizo? Utliizó toda la logística disponible para cumplir con el propósito.

Viajó junto a su entrenador, el ex doblista Eduardo Schwank, en auto por un trayecto de 9 horas para llegar desde la localidad uruguaya hasta Rosario. Si bien ya estaba en territorio argentino, faltaba un tramo importante y ya era de madrugada. Decidieron descansar apenas unas horas y de nuevo arrancaron en busca del destino final.

La llegada al club donde se realiza el torneo fue a las 13 horas, siendo que su partido comenzaba a las 15. Solo dos horas para intentar comer algo, aflojar tensiones y entrar en calor con un juvenil argentino.

Y si, la historia tuvo un final feliz ya que pese al cansancio lógico que debió tener, Facundo ganó sus dos partidos en la fase previa y por segunda año consecutivo será parte del cuadro principal del Córdoba Open.

Lejos de victimizarse, el tenista rosarino desdramatizó el asunto: «La verdad que no teníamos otra opción para llegar y es algo que va a quedar como anécdota. Ya sea por avión o Buquebus ibamos a tardar más».

Por suerte hoy tendrá dia libre y mañana hará su presentación ante el experimenado español Albert Ramos Viñolas.

Mariano Páez Prensa
"