José Acasuso: «Pella cuando pierde, piensa que es el fin del mundo»

Por Alejandra Colmenares - 12 de diciembre, 2019
Fuente-ATP
Fuente: ATP

En una entrevista, el entrenador de Guido Pella, José Acasuso, cuenta los pormenores de su relación con el jugador del que espera “que sea competitivo en cada semana que juegue” en el 2020.

El segundo mejor jugador argentino del ranking ATP a finales de 2019, que ha sido el 25 mejor del mundo y techo en el puesto 20°, quedado de cuarto finalista en Wimbledon y sido merecedor por primera vez de un título ATP en Sao Paulo, Guido Pella, ha obtenido grandes reconocimientos bajo el entrenamiento del extenista también argentino José “el chucho” Acasuso. El entrenador otorgó una entrevista al sitio web argentino Golpe de Tenis, en el que cedió muchos detalles sobre el trabajo con Pella e hizo hincapié en el laborioso ejercicio mental que ha tenido que emprender con el jugador; en los objetivos planteados para el próximo 2020 y en lo relacionado con su carrera tenística, de la que se retiró a principios de 2012 cuando solo tenía 28 años.

Acasuso comenta cómo había hecho Guido para dejar las malas vibras —ya que el mismo expresa ser poco positivo— y cómo ha influido él y el entorno en el jugador. “Guido es una persona que se toma todo muy a la tremenda, cuando pierde un partido siente que es el fin del mundo. Yo trato de desdramatizar la situación, le digo que en definitiva no es más que un partido de tenis e intento que no esté pendiente del ‘qué dirán’”, señaló el chucho. Así como también expresó que le decía al jugador que la derrota solo le importa a su familia y a él, los demás siguen con sus vidas y lo olvidan. Pella “está acostumbrado a vivir con la derrota”, yo “jugué 300 torneos, sólo gané 3”, añadió. Pero ha de decir que Pella ha mejorado significativamente en ese aspecto.

Con respecto a la experiencia que ha tenido como entrenado luego de retirarse del tenis, “al haber jugado toda mi vida considero que entrenar a alguien es algo que puede salir más fácilmente, no hay que pasar por una etapa de preparación para transmitir lo que nosotros sabemos” indicó Acasuso. “En su momento se dio la oportunidad de trabajar en una empresa, en marketing deportivo, y fue una muy buena experiencia”, resaltó. En 2018, tras la recomendación de Gustavo Marcaccio, antiguo entrenador de Pella y amigo de Acasuso, asumió el trabajo como el nuevo entrenador del jugador.

Además, el entrenador confiesa que las sensaciones que se experimentan como entrenador no son las mismas que como tenista. “Desde afuera las vivo más nervioso porque las cosas no dependen de uno sino del jugador, pero también se ve más claro y en muchos casos te sentís impotente por no poder dar las indicaciones necesarias”, añadió.

Acasuso habla de su historia con la Copa Davis, la pérdida en 2008 en Mar del Plata y sensaciones tras la ganada en 2016. Expresa que ya pasó bastante tiempo desde la final en esa copa, “España jugó mejor que nosotros y fue un justo ganador. Cuando entrás a la cancha y diste el máximo para ganar, te vas con bronca pero tranquilo”, reconoció.

El chucho se alegró mucho por la victoria en la Copa Davis 2016, “sentí que fue un logro argentino fruto de un proceso de varios años”, expresó. “Lo único que le faltaba al tenis nacional era esto”, añadió.

De igual manera, Acasuso expresó su opinión con relación a la Copa Davis realizada este año en Madrid. “Me gusta. No vi nada porque estuve de viaje, pero me gusta el formato. Está bueno para los amantes del tenis poder ver a todos los jugadores y países. Al jugarse en una semana es más rápido, con partidos cortos que evitan el desgaste físico y mental e incluso hay más adrenalina. Como todo cambio, yo creo que con el correr de los años la gente va a estar contenta”, indicó.

En cuanto a su carrera profesional, “obviamente todos siempre pensamos en ser Top Ten”, señaló. “Estoy muy conforme con la carrera que tuve y soy muy agradecido al tenis porque todo lo que tengo es gracias a este deporte”.

Referente al futuro del tenis argentino, “hay muchos chicos que están jugando bien, hay una buena camada. Argentina siempre fue un semillero. Hoy los chicos se están metiendo un poco más tarde por maduración, pero la vida del tenista a la vez se alarga más. La situación económica también es una traba, pero el país se las arregla para seguir sacando buenos jugadores”, expresó finalmente el chucho.

Alejandra Colmenares
"