James Blake recuerda el peinado que lo hizo perder un millón de dólares

Por Alejandra Colmenares - 4 de abril, 2020

En condiciones normales, este debería ser el fin de semana final del Miami Open. El director ha sido durante algunos años el ex-jugador del top 10 mundial James Blake, uno de los tenistas más carismáticos de la primera década de este siglo. El portal español ‘Punto de Break’ recuerda este sábado una de las mejores historias de la carrera del estadounidense, cuando decidió que se afeitaría la cabeza, a pesar de ser conocido precisamente por ese rasgo especial suyo, que le hizo ganar mucho dinero en contratos publicitarios.

“Yo sabía que mi apariencia era, muy por encima de mi tenis, lo que le interesaba en primer lugar a mi agencia en aquel momento, IMG. Mi pelo ocupaba una parte muy importante de la ecuación. Cuando se lo dije a mi agente Carlos Fleming, rápidamente pensó que era una mala idea. En estos momentos, él estaba renegociando mi contrato con Nike, además de buscando otros sponsors interesados, pero todo el mundo coincidía en una cosa: mi pelo generaba dinero con sus propios intereses”, cuenta en su autobiografía ‘Breacking Back’.

Aunque ya sabía del plan de Blake desde el principio, su manager Carlos Fleming no ocultó su asombro por todo lo que al final sucedió. “Luego de contarle a Carlos que me había rapado la cabeza, hubo un largo silencio y luego Carlos me dijo que me llamaría más tarde y colgó el teléfono. No volví a saber nada de él hasta el día siguiente, pero sí tuvo tiempo para hablar con un reportero y dejarle un jugoso titular: ‘Justo en el momento en el que James se estaba rapando, yo estaba perdiendo un millón de dólares (…) Ya era tarde, en aquel momento las prioridades habían cambiado.

 

Alejandra Colmenares
"